Fueron muchos los villanovenses que disfrutaron durante Santiaguito a bordo del Audi Q2 amarillo que no pasó desapercibido entre las calles y plazas seronas en esta fiesta de trasfondo religioso que convive a la perfección con un ambiente festivo y desenfadado.

Todo un equipo de cámaras instaladas dentro del coche inmortalizaron grandes momentos de risas , nostalgia y un ambiente inmejorable. Los pasajeros por instantes redescubrieron anécdotas, tradiciones o recuerdos de Santiaguito que habían olvidado o relegado a un segundo término.

Como por ejemplo comer caldereta ¿Quieres saber cómo se elabora?