Antes de echar el freno de mano en nuestra última parada, nos gusta investigar un poco sobre la historia de cada fiesta; en este caso de la Feria de San Miguel.

Es la segunda feria más antigua de la localidad celebrándose desde el año 1453, dejando a la feria de San Juan el primer puesto (1395). Siempre se ha celebrado a finales de septiembre y principios de octubre con motivo del día de San Miguel, de ahí su nombre.

Su razón de ser ha sido desde siempre el intercambio de ganado, pero a lo largo del siglo XX a esta actividad, que sigue siendo el alma de la feria, se sumaron las propias de una feria de muestras y la de una feria festiva al estilo del sur de España.

Estamos descubriendo tu fiesta, y tu #redescubretufiesta.